• Redacción: Eryck Rocke
  • Fecha: Mar 21 2017

Como su mismo nombre lo indica; un espresso se prepara al momento, y se saborea al instante.

Se consigue haciendo pasar durante 20 a 30 segundos un chorro de agua caliente a través de una capa prensada de 7 u 8 gramos de café molido. El resultado es un concentrado de no más de 30 ml de puro sabor y aroma que te llevan a una experiencia sensorial. 

 

Comentar